EL PESO

926897_16034550

 

 Durante el tratamiento 1 de cada 2 paciente cogeremos peso. Este hecho no es bueno para nuestra estética ni para nuestro estado de ánimo, pero sobre todo no es bueno para nuestra salud. Las investigaciones nos indican que los kilos de más aumentan nuestro riesgo de recidiva o de la aparición de un segundo cáncer .

Al terminar el tratamiento puedes volver a tu peso anterior e incluso menor con la práctica de la actividad física y la nutrición adecuada.

De momento vamos a responder a VERDADERO / FALSO, para aclarar dudas que os puedan surgir.

  • Se adelgaza durante los tratamientos de quimioterapia . FALSO

Todo el mundo piensa que el cáncer te hace adelgazar mucho. Pero 1 de cada 2 mujeres aumentarán  entre 3 y 5 kilos durante el tratamiento .

  • ¿Engordar? No es tan importante. FALSO

Limitar el aumento del peso es en realidad una cuestión de supervivencia. Las investigaciones muestran que coger alrededor de 5 kg al año siguiente al tratamiento aumenta el riesgo de recidiva y de desarrollar otros canceres ( segundo seno, cáncer ginecológico y digestivo), sin olvidar la diabetes, la hipertensión , osteoporosis… La explicación : el exceso de peso esta asociado a un estado de hiperinsulinismo , correlativo al factor de crecimiento del IGF-I ( Insulin- like Growth Factor). Las dos combinaciones actúan sobre el proceso tumoral estimulando la multiplicación de células malignas.

  • “No podemos hacer nada “ FALSO

Si tomamos conciencia de nuestra situación desde el anuncio del diagnóstico , podemos prevenir y limitar este aumento de peso , gracias a seguir una  dieta y a la práctica de una actividad física. Si realmente consideráis que tenéis un problema de peso solicitar una visita al nutricionista.

  • Puedo seguir dietas famosas. FALSO

No es el momento. Nuestro cuerpo necesita todas las familias de alimentos. En función de los objetivos  esperados y de los hábitos alimentarios, los dietistas o nutricionistas establecerán un plan alimentario personalizado, compatible con los tratamientos. Generalmente , será suficiente reducir los aportes , potenciando los alimentos de débil densidad energética como las legumbres y las frutas, el pescado mejor que las carnes rojas, y aumentar el consumo de fibras y limitar la ingesta de alimentos grasos y azucarados.

  • El tratamiento hormonal engorda. VERDADERO

Al inducir una menopausia artificial , se activan una serie de síntomas, entre las cuales está  el aumento de peso. La razón: los ovarios segregan menos hormonas sexuales. Resultado , nuestro metabolismo se ralentiza y nuestro cuerpo tiene tendencia a “ masculinizarse” , y aumentar de talla. Felizmente, es reversible.

  • Rechazar el tratamiento hormonal para no engordar, puede ser un riesgo. VERDADERO

Se sabe des hace treinta años que el tamoxifeno reduce el riesgo de recidiva en un 50%. No seguir la hormonoterapia , es hacer la mitad del tratamiento , asi que forzosamente es un riesgo. El tamoxifeno esta previsto pata ser tomado durante un periodo de cinco años. La posología puede ajustarse caso por caso y consultando con vuestro oncólogo. En cualquier caso, tres años es mejor que nada…

  • Perdiendo peso, gano años de vida. VERDADERO

Estudios han mostrado que una disminución de 20% en aportes de lípidos favorecen una reducción del IMC ( Índice de masa corporal) , mejorando la supervivencia y evitando la recaída. Estos resultados son todavía más impactantes en las mujeres con cáncer de mama con receptores de estrógenos o progesterona: la ayuda dietética ha permitido una reducción del riesgo del 50% , de supervivencia sin recaída. Hay investigaciones para los otros tipos de cáncer.

  • Nada puede mejorar los efectos secundarios del tratamiento hormonal. FALSO

No es una garantía al 100% , pero para algunos la acupuntura, la homeopatía, masajes , yoga pueden darnos un impulso.