NUTRICIÓN

1280-wallpaper2

RECOMENDACIONES NUTRICIONALES PARA EL PACIENTE ONCOLÓGICO

El Cáncer es un problema de Salud Pública en todo el mundo y que afecta a personas de todas las edades y condiciones: niños, jóvenes, ancianos, ricos, pobres, hombres y mujeres.

Conociendo que la secuencia de sucesos que desarrolla un posible cáncer, es una combinación de factores genéticos, ambientales y estilos de vida, siendo este ultimo un factor que está en nuestras manos poder modificarlo. Un número significativo de canceres se asocian con una alimentación inadecuada.

Factores como el sobrepeso, obesidad, alcohol en exceso, consumo de alimentos salados y curados se relacionan con un aumento del riesgo a desarrollar cáncer.

RECOMENDACIONES NUTRICIONALES EN LA PREVENCIÓN DEL PACIENTE ONCOLÓGICO:

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), la UICC (Unión Internacional contra el Cáncer) y la American Institute for Cáncer Research, presentan una serie de medidas en la prevención de cáncer, son acciones sencillas que fomentan en la población la Alimentación Balanceada y el Ejercicio que pueden prevenir hasta en 1/3 los casos de cáncer. Dichas acciones son las siguientes:

• Mantener un peso corporal adecuado durante toda la vida puede ser una de las medidas más importantes en la prevención del cáncer.

• Ejercicio haciéndolo con regularidad y de forma adecuada

• Moderar el consumo de alimentos con elevado contenido calórico tales como las grasas saturadas y azucares refinados (mantequillas, embutidos, natas, dulces, refrescos, etc.)

• Incrementar la ingesta de frutas, vegetales, cereales, frutos secos ya que tienen elevado contenido de agentes anticancerígenos tales como el beta-caroteno, Vitamina C , la fibra entre otros.

• Limitar el consumo de alimentos de origen animal (res, aves), a 4 ó 5 raciones por semana.

• Limitar el consumo de bebidas alcohólicas.

• Conservación y preparación de los alimentos en condiciones optimas de temperatura y humedad. Tanto la contaminación microbiana de los alimentos como la contaminación de cereales y legumbres por hongos que producen aflatoxinas que pueden ser causa de cáncer.

Se debe evitar la cocción de los alimentos a elevadas temperaturas ya que se originan los Hidrocarburos Aromáticos Policiclicos, factores carcinogénicos que se producen a partir de la grasa animal asar pescados o carnes, así como también los alimentos ahumados.

NUTRICIÓN DEL PACIENTE EN ONCOLOGIA

La mayoría de los pacientes presentan cambios en sus necesidades nutricionales, por lo tanto el objetivo de las recomendaciones debe estar orientado hacia:

• Prevenir y corregir la deficiencia de nutrientes
• Evitar la pérdida de peso
• Evitar el deterioro del Sistema Inmunologico
• Tolerancia a los tratamientos oncológicos

• Evitar o reducir los efectos secundarios de los tratamientos y sus posibles complicaciones. Redundando todo lo anterior en la calidad de vida del paciente.

Las recomendaciones nutricionales para el momento del diagnostico deben ser para una alimentación balanceada para mantener el equilibrio energético, prevenir la pérdida de peso y la malnutrición del paciente.

NUTRICIÓN DURANTE EL TRATAMIENTO ONCOLÓGICO

Las recomendaciones nutricionales deben ser individualizadas para mejorar el apetito e incentivar la ingesta de alimentos saludables, disminuir los efectos tóxicos asociados con el tratamiento.

Para evitar los problemas digestivos, la dieta debe estar basada en alimentos que por su composición y su forma de prepararlos sea de fácil digestibilidad de tal manera que la alimentación resulte de Protección Gastro-_Hepatica-Pancreatica.

Para evitar la pérdida o alteración de los nutrientes además de facilitar la digestión, la forma de cocción debe ser: hervido, al vapor, al horno a temperatura suave.

Evitar la cocción a la plancha a elevadas temperaturas para evitar que se formen los Hidrocarburos Aromáticos Policiclicos como se menciono anteriormente.

Es de suma importancia lavar correctamente las frutas y verduras antes de su preparación.

Las comidas deben ser en pequeño volumen y fraccionadas en varias tomas al día para lograr de tal manera una mayor tolerancia y asimilación por el paciente.
El consumo de líquidos es muy importante para disminuir la toxicidad del tratamiento: estos líquidos pueden ser agua-infusiones-jugos de frutas naturales – consomé.

En algunas ocasiones los tratamientos oncológicos y en especial la Quimioterapia, pueden producir una serie de efectos que alteran el estado nutricional del paciente.

NAUSEAS Y VÓMITOS:

• Servir alimentos de consistencia blanda ( como , frutas, purés..etc ) en pequeña cantidad y varias veces al día.
• Ingerir líquidos fríos o a temperatura ambiente.
• Sentarse o reclinarse con la cabeza erguida durante 30 minutos luego de comer.
• Enjuagar la boca antes y después de comer.

DISMINUCIÓN DEL APETITO:

• Los alimentos deben ser concentrados, además de servirlos en forma atractiva y con variedad de texturas y colores
• Realizar varias comidas al día y en pequeño volumen.

DIARREA:

Disminuir el consumo de productos lácteos, frutas enteras, vegetales crudos y grasas en general.
• Incrementar el consumo de líquidos. (ingerir al menos 1 taza de líquido luego de cada evacuación.)

ESTREÑIMIENTO:

• La alimentación debe ser rica en fibra ( frutas y vegetales crudos, Leche, verduras, cereales integrales).
Ingerir abundante líquido (6 a 8 Vasos al día)

MUCOSITIS:

• Ingerir alimentos suaves, frutas temperatura ambiente, natillas caseras, helados de frutas caseros.
• Evitar los cítricos como la naranja, mandarina , piña.
Cortar los alimentos en trozos pequeños.
• Utilizar pajita para ingerir los líquidos
• Practicar buena higiene bucal.
• Insensibilizar la boca con pequeños trozos de hielo o bebidas heladas.

DISMINUCION DE LA PRODUCCION DE SALIVA:

• Utilizar alimentos humedecidos como guisos o en salsa.
• Fomentar el consumo de líquidos, té, helados de frutas naturales,  etc.
• Realizar la higiene bucal al menos 4 veces al día.

SENSACIÓN DE PLENITUD GÁSTRICA:

Realizar comidas pequeñas y frecuentes.
• Disminuir el consumo de grasas como frituras, salsas envasadas, mantequilla, dulces etc.
• Evitar el consumo de granos, brócoli, coliflor, repollo, pepino, patatas, huevo y grasas.

ALTERACIONES DEL GUSTO:

• Consumir comidas ligeras y frecuentes.
• Usar utensilios de plástico si los alimentos tienen sabor metálico.
• Agregar especias y salsas a los alimentos.
• Practicar buena higiene bucal.

DESHIDRATACIÓN:

• Ingerir de 8 a 10 vasos con líquido al día.
• Agregar alimentos a la dieta que contengan una cantidad apreciable de líquidos como sopa, consomé, helados caseros.
• Ingerir los líquidos después de las comidas.

NEUTROPENIA: (Recuento bajo de glóbulos blancos)

Sugerencias para evitar infecciones relacionadas con la neutropenia:
• Controlar las fechas de vencimiento de los alimentos.
• Descongelar los alimentos en la nevera , “nunca” a temperatura ambiente.
• Cocinar los alimentos inmediatamente después de descongelar.
• Mantener la temperatura de los alimentos calientes y fríos.
• Evitar frutas y hortalizas no frescas, con moho o dañadas.
• Cocinar las aves y el pescado completamente.
• Tener la precaución de “no” ingerir ensaladas cuando se come fuera de la casa.
• Lavar las manos frecuentemente para evitar la diseminación de las bacterias.

ALIMENTOS RECOMENDADOS:
DEPENDIENDO DE LA TOLERANCIA DE CADA PACIENTE:

Pollo, pescados blancos (merluza, lenguado, perca , etc), leche descremada, quesos frescos y yogurt descremado, clara de huevo, granos de cereal y legumbres, (lentejas, garbanzos..), avena, cebada, manzana, pera, espinacas, acelgas, berro,  agua de almendras, té natural y manzanilla.

ALIMENTOS PROHIBIDOS:

(Preferiblemente no consumirlos el día anterior a la Quimioterapia,
el día del tratamiento y dos días después)

Carne de res, embutidos, enlatados, leche completa, quesos madurados, quesos fundidos, productos ahumados, pescados azúles (salmón, sardinas, atún, etc.), pescados no frescos, mariscos, colorantes, salsas envasadas, condimentos envasados, frituras, grasas en general, frutas cítricas concentradas .