LA INTERVENCIÓN

1033916_41288370

DÍA A DÍA HASTA VOLVER A SU CASA.
INFORMACION RELATIVA AL INGRESO PARA CIRUGÍA DE MAMA.

1. DIA DEL INGRESO (DIA “-1”):

Podrá realizar una actividad física normal y el aseo personal habitual (ducha).

Se le dará una dieta normal hasta unas 8 horas antes de la intervención. A partir de ese momento (8 horas antes de la cirugía) no debe tomar nada, ni siquiera líquidos (“dieta absoluta” o “ayuno”).

Se le dará la medicación que el cirujano y/o el anestesista hayan especificado en las órdenes de tratamiento preoperatorio. Se le administrará también un sedante para que duerma más tranquila, si lo desea.

Se le dará información verbal y escrita sobre el proceso que seguimos para su cuidado. Pregunte sobre cualquier aspecto que no le haya quedado claro antes de la intervención a su enfermera o a su médico.

Antes de la intervención es posible que necesite algunas pruebas para asegurar lo más posible un resultado correcto. Algunas muy comunes son: (1) la “localización” radiológica, es decir, una señal (“arpón“) que coloca el radiólogo antes de la intervención para señalar el lugar exacto del tumor que hay que extirpar y/o (2) la localización del “ganglio centinela” mediante la inyección de una sustancia (radiofármaco) alrededor del tumor. Esto último se hace en una clínica cercana al Hospital Morales Meseguer (Gammacámara Murcia en Policlínico de Belén, Ctra Churra), hasta donde se habrá desplazado previamente al ingreso según la cita que ya le hemos gestionado y la información que le ha dado el administrativo del Servicio de Cirugía (Secretaría de Cirugía). En todo momento se le indicará qué es lo que se va a hacer y se le desplazará al lugar en el que se vaya a realizar su asistencia.

2. DIA DE LA OPERACIÓN (DIA “0”).

Antes de ir a quirófano se le preparará convenientemente con medicación, rasurado, ropa adecuada, vía venosa (“gotero”), etc… Cuando sea llevada al quirófano, sus familiares o acompañantes sólo pueden acompañarla hasta un lugar cercano, después esperarán en las salas previstas o en su habitación.

Una vez en el área de quirófano se encontrará con el anestesista, el cirujano y las enfermeras que realizarán la intervención. No dude en comentarles cualquier cosa que le parezca necesaria.

Inmediatamente tras la intervención se informará a sus familiares o acompañantes y también a usted en cuanto esté suficientemente despierta (si algún familiar o acompañante no está informado del proceso de su enfermedad, rogamos nos lo comente para que salvaguardemos la confidencialidad). Tras la cirugía se le desplazará al área de “Reanimación” donde seguirá siendo atendida por el equipo del Servicio de Anestesia de esta Unidad hasta que esté en condiciones de volver a su habitación.

3. EN LA PLANTA DE HOSPITALIZACION (DIAS “1 Y 2”)

A las pocas horas de la operación (6-12 horas) se la animará a incorporarse y a tomar algún líquido (agua, manzanilla). Si lo “tolera” (si no tiene náuseas o vómitos”) comenzará con una dieta más sólida progresivamente y se le retirarán los “sueros” intravenosos.

En la planta, la enfermera y el cirujano vigilarán la zona de la intervención, los drenajes y estarán atentos a cualquier problema o necesidad que pueda surgir.

Durante su estancia en la planta esperamos que sea capaz de levantarse, andar, asearse sola, alimentarse y realizar algunos ejercicios con el brazo progresivamente. Le ofreceremos información sobre estos ejercicios.

Se le enseñará (a usted y a un familiar o acompañante que usted designe) cómo hacerse cargo del dispositivo de drenaje para que pueda cuidarlo correctamente si es necesario que se vaya con él a casa (es algo muy sencillo y seguro).

4. EL MOMENTO DEL “ALTA”

Tras la cirugía de mama, podrá marcharse a casa a los pocos días (generalmente de uno a tres días) tras la intervención. Su médico cirujano le dirá cuándo se encuentra en condiciones de irse a casa.

El momento del alta es siempre individualizado. Hay personas y situaciones que requieren más o menos tiempo de hospitalización. La necesidad de permanecer ingresado se define por el nivel (o intensidad) de cuidados que precise: en general, si no precisa medicación intravenosa, puede alimentarse y deambular por la planta sin problemas y no se aprecian complicaciones de la intervención, lo más probable es que no precise permanecer hospitalizada. Permanecer en el hospital por más tiempo del necesario se asocia a un mayor número de complicaciones (generalmente infecciones hospitalarias), además de prolongar el tiempo de recuperación. Si piensa que tiene cualquier problema para adaptar sus cuidados fuera del hospital, no dude en comunicarlo a su enfermera y a su cirujano antes del alta (es posible que sea conveniente contactar con el equipo de trabajadoras sociales del Servicio de Atención al Usuario).

El día del alta le daremos un informe con todos los datos importantes del ingreso, de la intervención y de las recomendaciones que debe seguir al irse a casa. Léalo y pregunte cualquier duda antes del alta. No olvide confirmar (en cualquier puesto del servicio de Admisión) las citas que se le hayan recomendado.

Es importante que visite a su médico de cabecera / médico de familia y a su enfermera en el Centro de Salud tras volver a casa. Pida para ello una cita en su Centro de Salud y aporte el informe que le entregamos. En caso de no ir a su domicilio habitual (familiares, segundas residencias, etc), también puede ser atendida en el Centro de Salud más próximo como “desplazada”: acuda a dicho Centro, solicite su atención y se le asignará una enfermera y un médico responsable.